30 de diciembre de 2008

Asociación Azeuxis

Con el diccionario de juez.
La Asociación Azeuxis organiza todos los lunes en la biblioteca Infanta Elena una jornada de partidas de 'scrabble'


Un juego para pensar, a la vez que uno se divierte. El scrabble es una disciplina que se practica sobre un tablero, como el ajedrez o el parchís, y las piezas son letras que deben producir palabras para sumar puntos, eso sí, sólo son válidas las que están contempladas en el diccionario de la Real Academia de la Lengua. Una modalidad muy conocida en muchos hogares del mundo y que lleva varios años organizándose de modo más profesional como disciplina deportiva a través de torneos y campeonatos, sobre todo en países anglosajones, pero con presencia también muy importante en Francia, Argentina, Venezuela y, cada vez más, en España.

En Sevilla ya se han celebrado dos torneos y a finales de marzo de 2009 se producirá el tercero, organizado por la Asociación Azeuxis, cuyos miembros se reúnen cada lunes en la biblioteca pública Infanta Elena para practicar su juego favorito. "Lo ideal es jugar dos personas, como en los torneos, y con un cronómetro de 30 minutos para cada jugador", explica Ricardo de Arcos, uno de los coordinadores de este club, quien apunta que a pesar de existir un reglamento regulado "hay sucesos nuevos en los campeonatos" que requieren de una comisión que investiga para ver si alguna norma se cambia.

Álvaro Noguer es otro miembro de esta asociación, el cual ha participado en los dos últimos campeonatos del mundo en Bogotá y Buenos Aires, donde hay mayor tradición por esta disciplina. "Es un buen ambiente y, aunque haya a veces algo de pique, la sangre no suele llegar al río", comentaba este jugador, quien reconoce estudiarse el diccionario antes de los torneos.

"Tener vocabulario es importante, pero también se usa a veces la picardía", añadía Álvaro Noguer, quien explicaba que existen las impugnaciones para cuando uno cree que su rival se ha inventado una palabra. Asimismo, Ricardo de Arcos señalaba que "cuenta la estrategia, el tiempo y otras cosas", mientras que José Montes, otro de los miembros de Azeuxis, reconocía que a pesar de la experiencia "se duda mucho".

A las partidas de cada lunes en la biblioteca se suelen acercar los miembros de esta asociación y de vez en cuando algún usuario curioso. Para enseñar a nuevos jugadores, Ricardo y compañía cuentan con una guía de las palabras de dos y tres letras existentes en español, documento que ellos se saben y que resulta muy útil para el desarrollo de una partida. "Se suelen utilizar palabras desconocidas, incluso para alguien con buen nivel cultural", señalaba Álvaro Noguer.

tomado de:
diario de sevilla
escrito por: Bosco Ferri
Publicar un comentario