22 de agosto de 2014

Luis Carestía
























“La competitividad se fue dando a medida que me fui metiendo”, asegura Luis Carestía.
Por Maximiliano Palou
En menos de 2 meses el bahiense Luis Carestía estará en La Habana. Del 12 al 19 de octubre participará del Mundial de Scrabble, el juego que tiene como objetivo sumar puntos fomando palabras.
Luis clasificó para el Mundial después de quedar 16º en el Torneo Nacional disputado este año en Buenos Aires.
--Estaba como 4º suplente y me llamaron para decirme que iba --cuenta el profesor de Filosofía del Colegio Don Bosco y del Instituto de Formación Docente de Médanos.
En el Mundial tendrá que disputar 24 partidos en 4 días, y algunos más en caso de que le vaya bien y llegue a la instancia final. Pero ya pasó por una experiencia parecida en el Nacional.
--Terminás cansado física e intelectualmente. Pero hago control mental para estar bien... porque al otro día sigue y tenés que estar en condiciones de seguir compitiendo.
--¿Sos competitivo?
--La competitividad se fue dando a medida que me fui metiendo.
--Dejó de ser el juego con amigos y de a varios.
--Claro, en la competencia es uno contra uno.
--¿Jugás todos los días?
--Por Internet todo lo que puedo.
Explica que en la web se establece una competencia en la que alcanza con jugar una vez por día en la partida pactada con el otro rival.
--Decís que entrenás ¿cómo es el entrenamiento para jugar al scrabble?
--Memorizo palabras y a mí me sirve saber su significado.
--Claro ¿no? Porque muchas veces los que juegan al Scrabble saben que la palabra es válida, pero ni idea de lo que significa.
--Y... Lo que pasa que muchas veces lo que hace el jugador de Scrabble son cálculos.
--¿Cálculos?
--Sí. Ya saben cuantas “O”, “A” o “P” quedan, por ejemplo. Y en base a eso saben qué letras conviene poner, etcétera. Tiene más peso eso que pensar en el significado.
* * *
El primer recuerdo de Luis cerca de un tablero de Scrabble es de cuando tenía 8-9 años, aunque no se acuerda bien si fue en su casa del barrio Universitario o en un verano en Monte Hermoso.
--Jugaba en familia con mis padres y mis hermanos. También jugábamos a otro de buscar palabras en un diccionario y tirar el significado que nos parecía. Siempre me gustaron los juegos con palabras.
El Scrabble pasó a ser un entretenimiento de playa para Luis. Hasta que hace unos años descubrió el sitio web ReDeLetras.
--Ahí me contacté con Horacio Moavro, el presidente de la Asociación Argentina de Scrabble. Y como él quería federarizarlo me interesó para que nos agrupemos en Bahía. Desde enero del año pasado, él, Fernando y Dolores Rey Saravia, Adrián Balajovsky, Mariana Dennehy, Osvaldo Salomón, Alejandra Mena y Ana Vanoli le dieron forma al Club de Scrabble Bahía Blanca.
* * *
--Bueno, ¿y con qué expectativas vas a Cuba?
--Hace 3 semanas ni siquiera iba y ahora ya me estoy entrenando. Creo que si quedo entre los 20 primeros estaré más que conforme, si no veremos... En el Nacional me pregunté con qué expectativas iba y como me fue bien. Así que cuando venga te digo si quedé satisfecho...
Tomado de: www.lanueva.com
Publicar un comentario