12 de abril de 2013

Cuba tocó el cielo del scrabble
















Dos cubanos en la cima del juego de las palabras
José Antonio Michelena 


La noticia, aunque no es nueva, está inédita en los medios de la isla: un cubano y una cubana lideraron el equipo internacional que ganó el Torneo Copa de las Naciones en el XVI Campeonato Mundial de Scrabble en español, celebrado en Barcelona, España, entre el 29 de octubre y el 4 de noviembre de 2012, y Cuba está propuesta para acoger la cita del 2014.

Enma Morris, ex modelo de 33 años, y Rolando Guadalupe, médico veterinario de 63, defendieron los tableros 1 y 2 del conjunto combinado de tres naciones que dio la gran sorpresa del último Campeonato Mundial de Scrabble en español al derrotar en la semifinal y la final a dos de los países con mayor tradición y fuerza, Argentina y España.

Junto a los dos jugadores cubanos, integraron el combinado internacional el paraguayo Andreu Pont y el venezolano residente en Suecia Damián Fernández.
Los campeonatos mundiales de Scrabble en español comenzaron a celebrarse en 1997, pero en principio solo se competía por el título individual. Desde 2007, se agregó el Torneo Copa de las Naciones, en el cual han salido victoriosos los equipos de Colombia (2007), Venezuela (2008 y 2010), y Argentina (2009 y 2011). Esta del 2012 fue la primera ocasión en que un conjunto formado por varias naciones gana la Copa.
Para el Torneo se inscribieron 9 países (Argentina, Colombia, Francia, Costa Rica, México, España, Venezuela, Uruguay y Estados Unidos), y al ser impar el número de participantes, fue necesario agregar el combinado internacional. Cuba no podía constituir un conjunto como país porque este debe tener no menos de tres jugadores y los cubanos eran solo dos.

Al estar integrado por solo cuatro personas, el combinado salía en desventaja contra los equipos de naciones que podían tener en su nómina hasta diez jugadores, lo cual les permite descansar y alternar en los tres tableros.

Entre las eliminatorias y la semifinal, el combinado internacional solo perdió contra España, el país sede, a quien vencieron en la final. En la semifinal derrotaron 3-0 al campeón del año anterior, Argentina, el cual incluía en su nómina a Rocco Laguzi, a la postre vencedor en el Clásico individual.

Debido a la sobresaliente actuación de sus jugadores, la Federación Internacional de Scrabble en español (FISE) le otorgó 4 plazas a Cuba para el campeonato mundial de 2013 en Argentina. Y además, propuso a La Habana como sede en el 2014, una noticia muy estimulante para el desarrollo del Scrabble en la Isla. Pero, ¿es popular este juego en Cuba?

No se tienen datos exactos de cuántas personas juegan Scrabble en este país, pero lo cierto es que solo hay un colectivo registrado de manera oficial y este sí desarrolla una actividad constante: el Grupo Promotor que desde 2005 tiene su asiento en la Biblioteca “Rubén Martínez Villena” de la Oficina del Historiador de La Habana.

Desde esa fecha el Grupo Promotor, con una plantilla actual de 34 jugadores, ha organizado más de 90 torneos en diferentes sitios de la ciudad, además de ofrecer exhibiciones públicas y brindar clases en su sede de manera sistemática.

En 2007 tuvo lugar en La Habana el “Cuba Scrabble”, primer torneo internacional celebrado en el país, el cual fue incluido, desde el año siguiente, en el circuito de eventos clasificatorios para los campeonatos mundiales. En la versión de 2008 llegaron a la capital cubana jugadores de otras cinco naciones (Bolivia, Costa Rica, México, Perú, Venezuela).

La primera cita universal para un miembro del Grupo Promotor llegó en 2010, cuando el multicampeón cubano, Rolando Guadalupe, participó en el XIV Campeonato Mundial celebrado en San José de Costa Rica. Allí fue quinto entre los debutantes con un alto promedio de 455,29 puntos.

Aunque Guadalupe ganó el Cuba Scrabble 2011 y el consecuente derecho a estar en el XV Campeonato Mundial, en México, no pudo estar presente porque, para los cubanos de la isla, esos viajes dependen de muchos factores.

La cubana que acompañó a Rolando en la Copa del 2012, Enma Morris, sí tiene gran experiencia en las lides mundiales. Ella ha estado en los campeonatos del mundo desde 2007, aunque esta del 2012 fue la primera ocasión en que lo hizo por Cuba; en las anteriores jugó por México, país en el cual reside desde 1997.

En México, donde el Scrabble goza de gran popularidad, Enma jugó en línea por tres años hasta que el presidente de la confederación mexicana la invitó a jugar en el Distrito Federal en 2007. Ese propio año clasificó para el Mundial de Bogotá. En Barcelona 2012, ella le dijo a Rolando que contra México no jugaría. Para esa ocasión, Guadalupe ocupó el primer tablero.

Según Fidel Babani, el jugador cubano de mayor ELO de acuerdo con el ranking publicado en enero de 2013, “con Enma hemos aprendido mucho en el análisis de las partidas”. Para quien presidiera el Grupo Promotor durante cuatro años, “el nivel de los jugadores cubanos ha crecido considerablemente, aunque aún les falta mucho por ganar en táctica y estrategia”, pero Emma dice que lo que falta aquí, sobre todo, es fogueo internacional.

Paradójicamente, en un país donde el juego de las palabras cruzadas es ignorado por la mayoría de la población, hay un grupo de élite que ha situado a Cuba en un sitio de privilegio. ¿Qué pasaría si otros colectivos se formaran en el resto de las provincias, si se jugara mucho más en el país, si una institución estatal (tal vez el INDER) impulsara este deporte-ciencia, lo apoyara, lo promoviera?

La ganancia sería incalculable, porque el Scrabble solo ofrece ventajas: mejora del conocimiento del idioma, amplia el vocabulario y la cultura, ayuda al crecimiento individual. Es un juego que unifica a personas de diferentes edades, religiones, etnias, profesiones, ideologías. Vale la pena incrementarlo.


Publicar un comentario