11 de julio de 2013

ELO













Nos sube, nos baja, nos jamaquea.

No podemos vivir con él, no queremos vivir sin él.


Apesta o nos hace sentir de lo lindo.


Es nuestra peor pesadilla, o el mejor de los sueños.


Tómalo con calma, es solo un número más, 

pero QUE NÚMERO!




Publicar un comentario