18 de mayo de 2010

¿Por qué somos así?


Foto de: Galería de U-g-g-B-o-y-(-Phot ograph-World-Sense -)

Cuántos de nosotros no hemos jugado en un sitio donde fácilmente las letras y el tablero entero pueden ir a parar a otro lado.

Nuestra fiebre por el juego muchas veces no nos deja medir las consecuencias de un lugar poco apto.

Recuerdo unas anécdotas en México 2003, Héctor y Dulce jugaban la final USA en un restaurant sobre una fuente-piscina, si muy bonito todo, luego el personal del hotel tuvo que rescatar una letra del fondo. :)

La otra fue en el mismo Xcaret, y el lugar que habían escogido como sala de juego, (sin ánimos de ofender a los organizadores) recuerdo que esa vez todos estábamos felices por el sitio, el paisaje, la alegría de compartir, se arman las mesas sobre un piso de madera con canales, y a través de esos tablones veíamos la entrada del mar a la playa... una belleza... comienza el torneo, y la brisa marina empieza a jugar con las pancartas e intenta volar los tableros y letras de muchos. Se suspende el torneo por unas horas...y lo demás es historia.

Hace poco jugué en una isla del Parque Nacional Mochima y así quedó mi tablero


pero claro, jugamos hasta finalizar la partida :) aun tengo arena dentro del viajero... ¿y tú, eres acróbata scrabblero?!!! :)
Publicar un comentario