5 de julio de 2015

Rosario Suárez

01.- Nombre completo: Rosario Suárez Cámara

02.- Profesión: Docente. Profesora de Lengua y Literatura mención Latín

03.- ¿Desde cuándo juegas scrabble? Compré mi primer scrabble con mi primer sueldo luego de graduarme, hace 15 años. Jugaba en casa, sin imaginar que en alguna parte del planeta se hacían torneos ni mucho menos que existía una Asociación o algo parecido. En el 2012 me invitaron a participar en los juegos internos de la UPEL (Universidad en la cual trabajo) y acepté porque pensé que era "pan comido". Mi sorpresa fue que después de la segunda ronda (gané la primera contra alguien que estaba en las mismas condiciones que yo) entendí que estaba perdida y que era necesario practicar. Resultó que la práctica se convirtió en un vicio que no quiero dejar. Desde abril de 2012 no he dejado de jugar ni un solo día.

04.- ¿Cuánto tiempo le dedicas al juego? Es relativo, según las ocupaciones, pero mínimo un par de horas al día en RedeLetras y en Facebook y otro tanto cuando me reúno en vivo.

05.- ¿Tienes alguna partida memorable? Sí, varias. En la temporada 2014 jugaba en la Liga C. En el último torneo debía ganar la mayor cantidad de partidas posibles para quedar en primer lugar de la liga. La última partida la jugué con Alfredo Cabrera, contrincante de respeto y buen amigo. La partida iba cerrada y cargué el atril sin percatarme de que ya no quedaban fichas. Tenía SILABEA y encontré el lugar para colocarla junto con una D. Con mucho temor abrí un X9 porque él aún tenía sus 7 fichas. Mientras colocaba la palabra le decía: - "me voy a arriesgar, Alfredo, voy a abrir esto", y él me dijo: - "Abrir qué si se acabó el juego!!!! Jajajjaja, de la emoción pegué un grito y con esos puntos aseguré mi primer lugar. Otra fue recientemente. En Carnaval de este año participé en un mueve elo en San Antonio de los Altos. Había perdido solo una partida con Jotau (¿cómo no perderla con el hombre que dio origen al jurdaneteo?) y llegué a la última contra Marcos Araque. Íbamos parejos y la adrenalina me comía (Marcos es un durazno de la A). Ya con las últimas letras en el atril aún no se sabía quién ganaría. Mientras Marcos buscaba dónde colocar una de las últimas fichas que le quedaba, yo tenía el lugar para colocar GE y cerrar la partida que pensé que ganaría. Entonces Marcos jugó donde yo jamás imaginaría y sin revisar más el tablero coloqué mis letras donde había puesto el ojo hacía rato. Quedamos empatados. El detalle fue que él abrió un triple donde pude haber colocado la E  que tenía junto con la LL que él había dejado allí y me llevaría 27 puntos con los cuales hubiese ganado... pero no!! No lo vi. Desde esa partida reviso cuidadosamente esa última jugada, especialmente si la partida está cerrada. Marcos narra este episodio mejor que yo!!

06.- ¿Cuál es tu letra favorita? Me encanta la Q, es versátil. Antes la detestaba pero he aprendido a quererla y me he puesto como reto personal aprenderme todas las palabras posibles con ella.

07.- El lugar más agradable donde has jugado: Cada torneo y cada encuentro son mis lugares favoritos, porque los lugares son las personas y en este movimiento scrabblístico hay seres humanos fantásticos!!!!

08.- ¿Cuál es la persona con la que más juegas? Con mi hijo Aarón, maestro y compañero. Pero también hay otras, como los amigos Chacareros en Chacaíto (Luis Alejandro, Viloria, Indira, Adelaida).

09.- La cosa más cómica que te ha dicho alguien, sobre el juego, es: Que si se pueden escribir las palabras en todas las direcciones (ya es un reto colocarlas de derecha a izquierda). 

10.- ¿Qué haces actualmente por el movimiento del scrabble? Fundé el Club de Scrabble del IMPM de la UPEL y estoy constantemente captando jugadores (acoso a mis amigos para que jueguen). 

11.- ¿Qué cambiarías, o que le agregarías al juego? Del juego no cambiaría nada. Me gustaría que hubiese más torneos, más encuentros.
Publicar un comentario