3 de junio de 2013

Rocco en San Isidro


Como una forma de incentivar la lectura, la corrección de la ortografía y un importante desarrollo de la memoria en chicos y grandes, el campeón del mundo de Scrabble, Rocco Laguzzi se encuentra elaborando un proyecto a fin de que ese juego se incorpore a las actividades de los estudiantes primarios como materia optativa.

Laguzzi anticipó además que este año, “el 17mo. campeonato mundial de Scrabble en español se juega en la Argentina, en setiembre próximo, en los salones del Hotel E’toile, en el barrio porteño de la Recoleta”. Asistirán unos 120 jugadores de América Latina, España y de países que si bien no hablan español, juegan Scrabble en este idioma.

El Scrabble, actividad a la que sus jugadores denominan “el deporte de la mente”, es un interesante juego de mesa en el cual cada jugador intenta ganar más puntos mediante la construcción de palabras sobre un tablero de 15x15 casillas. Las palabras pueden formarse horizontal o verticalmente y se pueden entrecruzar, siempre y cuando las nuevas palabras formadas aparezcan en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Gana quien más puntos consigue.

El puntaje está dado en las 98 fichas (más dos “comodines”, esto es dos fichas en blanco sin puntaje), y también en algunas casillas del tablero. El juego fue creado en 1938 Alfred Butts, como una variante de otro juego anterior suyo, llamado Lexiko.

“El principiante puede comenzar ubicando en el tablero las palabras válidas. Pero una vez entendido bien el juego,  vas a querer aumentar tu puntaje y entonces vas a buscar palabras no sólo válidas sino aquellas que den más puntos. Letras más difíciles de incluir en una palabra son la Z (10 puntos), la X (8), la Ñ (8), la LL (8) ó la J (8)”, entre otras, indicó Laguzzi.

“A diferencia de otros deportes o actividades, aquí no puede haber dudas sobre cuál palabra es válida y cual no, y entonces todo lo define el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en su última edición: toda palabra que esté allí es válida, y toda la que no conste, no puede ser utilizada en el juego. Y el dato sobre la edición del diccionario es un tema no menor, dado que todos los años se incorporan y se retiran palabras del diccionario”, remarcó.

Laguzzi formuló declaraciones durante la emisión del programa “Fuentes Confiables” que se difunde de lunes a viernes de 9 a 12 por AM 1540 Radio Líder, con la conducción de Alfredo Goijman.

El campeón mundial argentino puntualizó que el Scrabble es “muy recomendado para el ejercicio de la memoria tanto en chicos como en personas mayores. Y cada vez más jóvenes se incorporan a la práctica de este juego. Hoy familias enteras, y grupos de amigos, se juntan alrededor de la mesa para disfrutar de largos ratos, sumamente amenos”, destacó.

Finalmente, precisó que uno de los mayores escollos que se han encontrado para que el Scrabble sea difundido en las instituciones primarias y secundarias es el propio desconocimiento del juego por parte de sus autoridades, y exhortó a que los interesados se comuniquen con la Asociación Argentina de Scrabble, a fin de que sus representantes les expliquen las bondades de esta disciplina. “Y nuestra meta es en un plazo no muy lejano lograr armar torneos intercolegiales”, precisó.

“Hoy los chicos escriben tan poco y leen tanto menos, que nos parece hasta una bendición que al menos escriban mensajes de texto en el teléfono celular. Pero cada vez van perdiendo más y más vocabulario, y abreviando mal las palabras, deformando el idioma”, se lamentó. “Creemos que el Scrabble es una forma de recuperarlos a la práctica del amplio idioma castellano”, concluyó.

Tomado de: impulsobaires
Publicar un comentario