12 de enero de 2010

Esperanza, el juego como la vida


No perdamos nunca la esperanza.
No demos todo por terminado.
No abandonemos.
No suframos.
No lloremos.


Estemos alerta.
Conscientes de cada movimiento.
Atentos a los cambios.
Llevemos el ritmo de nuestro ser...
a la calma, la confianza y la seguridad

Juguemos !!!!
Publicar un comentario