8 de agosto de 2007

A mi mejor compañero

Ya jamás me siento sola
porque tengo un buen amigo.
Espera siempre en silencio
a que lo lleve conmigo.

Como nació en Norteamérica
tiene cosas de sajón;
es muy serio, circunspecto
es muy noble, ¡es un señor!

Si de su cultura hablamos
no sé por dónde empezar.
Sabe tanto de las ciencias
que se podría pasar
hablando con mil doctores
y a ninguno defraudar.

Si le hablamos de botánica,
también podría nombrar
las flores de los países,
las de clima tropical,
las de los climas más fríos,
las que por el río van.

Si le hablamos de las leyes,
de las aves y del mar
y le hablamos de monedas
y de los verbos que hay,
de todo esto, señores,
nos podría contestar.

¿Adivinan de quién hablo?
¿O los tengo que ayudar?

Vive con sus cuatro atriles
en una verde cabaña,
duerme en bolsa de dormir
y cien letras lo acompañan.

¿Acertaron ya, señores,
el nombre de mi doncel?

Es el joven don Scrabble.
¿Quién otro podría ser?

Escrito por: MARTA CANEPA
Tomado de: El Mundo del Scrabble en Castellano, de Carlos Odell
Publicar un comentario